21 de febrero de 2016

El presupuesto familiar



En una publicaciónanterior te hablé de una solución para lograr que te alcance mejor el dinero. El objetivo que nos planteamos fue Optimizar y controlar los gastos, eliminar las compras por impulso y el derroche del dinero.
Sin embargo, como bien dijera Lord Kelvin: "lo que no se mide, no se puede mejorar". Hoy lo único que sabes es que el dinero no te alcanza, y tienes una idea (por lo general acertada) de que lo gastas en cosas innecesarias.
Ahora, si te preguntara:
  • ¿En qué gastas tu dinero?
  • ¿Cuánto gastas en alimentación, transporte, fiestas, bienes materiales, etc?
  • ¿Cuánto has gastado hoy, ayer, la semana pasada?
  • ¿Cuánto dinero te queda disponible para el mes?
  • ¿Qué gastos reducirías, eliminarías, aumentarías o crearías para optimizar tus finanzas?
  • ¿Cuánto tiempo necesitas para ahorrar el dinero suficiente para la compra de ese televisor / juego de muebles / par de zapatos / casa que quieres, o para abrir ese negocio tan importante?
¿Podrías dar una respuesta clara y precisa?
Difícilmente podrás hacerlo si no llevas el control de tus finanzas y no cuentas con un presupuesto familiar.

Qué es el presupuesto familiar

El presupuesto familiar es un documento en el que se registran los ingresos y los gastos de la familia de forma detallada y organizada. Este registro, además, debe estar enmarcado en un periodo de tiempo determinado.

Para qué sirve el presupuesto familiar

  • En primer lugar te ayudará a responder las preguntas que te hice al inicio, pues te provee de información necesaria para hacer análisis de tus finanzas y actuar en consecuencia.
  • Te da los números necesarios para que puedas evaluar tu nivel de vida y ajustarla según tus posibilidades reales (que deberían ir aumentando paulatinamente).
  • Te permitirá planificar el ahorro y si tienes deudas, planificar su pago lo antes posible.
  • Puedes hacer previsiones a futuro de acuerdo a tus números actuales y a las tendencias, que como verás, podrás ir analizando período tras período.
Si crees que son razones suficientes para tomar el tema en serio y dar otro paso en la mejora de tu economía y tu vida, sigue leyendo.

Cómo elaborar el presupuesto familiar

Este es un documento sencillo de elaborar, pero sí requiere de disciplina, dedicación y compromiso, cosas que te van a servir no solo para este pequeño ejercicio, sino para la vida.

1.   Diagnosticar tu situación actual

El diagnóstico de la situación te va a servir básicamente para saber cómo consumes hoy tus ingresos.

Registra tus ingresos

Utilizando la herramienta que te sea más cómoda: papel y lápiz, hoja de cálculo excel, etc, comienza a registrar tus ingresos mensuales. Cada vez que recibas un ingreso lo registras especificando la fecha, el concepto, que es una descripción pequeña del ingreso, y la suma ingresada. Incluye todos los ingresos que recibas, los préstamos también.

Registra tus gastos

Con la misma herramienta registra tus gastos (por lo general son más frecuentes que los ingresos, así que sé constante) especificando en cada caso la fecha, el concepto, que es una descripción pequeña del gasto, y la suma gastada. 
No te preocupes por el momento en hacer cambios en tu ritmo de vida (tanto en los ingresos como en los gastos), simplemente registra todo con sinceridad y disciplina (por supuesto, si tienes oportunidad de aumentar los ingresos, adelante).
Todos los días, haz un balance de lo ingresado y lo gastado. Calcula la diferencia de los ingresos menos los gastos para que vayas conociendo cómo vas con las finanzas y así vas creando el hábito del control. Conoce además cuánto tienes disponible.

Agrupa los ingresos y los gastos por concepto o categoría

Al cabo de tres meses, realiza el análisis de los números.
Agrupa los conceptos tanto de los ingresos como de los gastos. En el caso de los gastos utiliza la misma propuesta de categorías que hice en la publicaciónanterior para los tipos de gastos. Utilízala, pero detállala más. Por ejemplo, en el caso de la categoría Alimentación, puedes agregar varias subcategorías según los tipos de alimentos, si son parte de la alimentación diaria en el hogar o si forman parte de gastos imprevistos cuando estás en la calle.

2.   Analizar la información

Ya tienes la fuente de información. Como han sido tres meses puedes ver incluso un comportamiento promedio de cada mes. Ahora no solo tienes la idea, sino que tienes los números exactos y la información de a dónde va tu dinero mes por mes.
Revisa cada categoría tanto de ingresos como de gastos. Haz un análisis sincero y responsable de tus gastos.
En este momento puedes tomar las decisiones más importantes para este ejercicio y para que la optimización de tus finanzas sea realmente efectiva.
Ahora puedes decidir:
  • Qué gastos debes priorizar porque crees que son importantes para la familia y sin embargo no tienen la atención que requieren.
  • Qué gastos debes reducir pues les estás ocupando más dinero del que deberías.
  • Qué gastos debes eliminar porque están afectando demasiado la economía y no son para nada necesarios.
  • Qué gastos deberías incluir para llevar una vida mejor con los recursos que tienes hoy, para garantizar tu futuro cercano o para invertir en un negocio y aumentar tus ingresos.
Toma tu decisión, escríbelo y prioriza según lo siguiente.
Cada una de las categorías que hemos visto, ubícalas en la siguiente clasificación. Recuerda que puedes detallarlas mejor de acuerdo a tus gastos personales y familiares y a la prioridad que le asignes a cada una:
  • Gastos fijos obligatorios: Imprescindibles para mantener la unidad, el bienestar y la seguridad familiar, como el pago de la renta, educación y salud. Prácticamente inmutables, si los evades te puedes quedar sin vivienda, sin salud o sin educación.
  • Gastos variables necesarios: Imprescindibles pero hasta cierto punto controlables, como la alimentación, ahorros y algunos servicios básicos. Son variables porque no necesariamente hay una cuota fija para todos los meses. No se pueden evadir, pero se pueden ajustar según el nivel de ingresos y otros factores internos de la familia.
  • Gastos variables secundarios: Su nombre lo dice, no hay una cuota fija para ellos y pueden o no ser de importancia para la familia, eso depende las prioridades particulares. Salidas, fiestas, "antojos", lujos, etc.
  • Gastos ocasionales: Constituyen los gastos no planificados, por lo general son una gran fuente de gastos que se pueden evitar.
Estas prioridades varían de familia en familia, lo anterior es una sugerencia que debe ser adaptada a tu propia realidad, necesidades y objetivos.

3.   Planificar

En este momento tienes no solo los números, sino además lo que significan para ti y tu familia en términos económicos y de calidad de vida. Es el momento de planificar combinando los datos obtenidos en el diagnóstico con las prioridades que has definido. 
Cómo lo haces.
Destina una cantidad de dinero para cada partida (las categorías que definimos) acorde a tus prioridades. Ahora sí puedes optimizar tus finanzas como tesugerí, pero con información más precisa de forma que puedas medir y hacer comparaciones.
Muy importante, repite este proceso cada cierto tiempo, pues tus prioridades pueden variar así como los ingresos.

Tips para un presupuesto efectivo

  • Sé sincero y objetivo en la planificación.
  • Planifica el ahorro.
  • Planifica las metas a corto plazo.
  • Planificado las metas a mediano y largo plazos.
  • Planifica el pago de deudas.

Claves del Éxito

Recuerda: con una mentalidad adecuada y buenas prácticas, tu pequeña empresa será próspera y podrá crecer.




0 comentarios:

Publicar un comentario