28 de febrero de 2016

¡PELIGRO! Destructores de sueños


¿Qué crees de estas frases?:
  • No hagas eso que vas a fracasar.
  • No sé para qué haces eso si no obtienes ningún beneficio.
  • Esa Meta es demasiado grande, no podrás lograrla.
  • Eso es una locura, es imposible.
  • Eso es impráctico, ¿cómo estás siquiera pensando en hacer algo así?
La lista pudiera ser más larga, pero creo que con esta ya tienes la idea de a qué me refiero. Cuando te planteas una Meta, siempre hay personas que tratarán de detenerte o desilusionarte.
Sí, me refiero a las personas que tienes alrededor y que se empeñan en destruir tus sueños. En ocasiones incluso son tus seres más cercanos: familiares o amigos, así que no pienses que lo hacen con mala intensión o para hacerte daño (al menos no siempre).
El miedo es una emoción que, si no la usamos a nuestro favor, nos limita, recuerda que funcionamos por emociones. Varias de las personas que tienes alrededor, y que tienen miedos, tratarán de “protegerte” o alertarte. Como tú también tienes miedo (todos tenemos) y quieres protegerte puedes caer en la trampa. Es natural, por algo se llama la zona de confort, pero tienes que ser firme.
Cuando te planteas una Meta tienes que hacerlo con convicción, con un propósito firme y un deseo inmenso de lograrlo. Como dice el escritor brasileño Paulo Coelho: "Cuando una persona desea realmente algo, el universo entero conspira para que pueda realizar su sueño."
Entonces, ya que te estás planteando Metas, y que tienes el propósito de cumplirlas debes prepararte para los obstáculos, uno de los cuales, y muy peligroso, es este: los destructores de sueños.

Cómo defenderte de esos destructores de sueños

  • Piensa en los beneficios que obtendrás al lograr tus metas o tus sueños: Resáltalos por encima de todos tus miedos y el esfuerzo que tienes que hacer para lograrlo. Cada vez que te invada la desilusión o el deseo de renunciar o rendirte, piensa en los beneficios de lograrlo.
  • Visualízate logrando tu objetivo: Siente lo más real posible las emociones que te producirá ese logro. Esto es un combustible bien fuerte para seguir esforzándote.
  • Defiéndete con nobleza (pero con firmeza): No hieras verbalmente a las personas que tratan de desilusionarte, como te he dicho (aunque en la vida hay de todo), no siempre es con malas intenciones. Si son personas con las que puedes conversar y tratar de convencerlos para que dejen de preocuparse por ti en ese sentido, inténtalo. Si no son esas personas, simplemente evítalas o evita ese tipo de tema con ellos.
  • Mira el lado positivo: Si cuando hablas de tu idea o tu meta, nadie te dice: “estás loco”, entonces revisa la meta o la idea, tal vez no es suficientemente grande. Este mundo es de ”los locos”, así que el hecho de que traten de detenerte, no es tal mala señal después de todo.
  • Diviértete y ríete por dentro: Cuando lo logres, tú serás el que diga: “¿Vieron? Dije que sí podía.”

Tips contra los destructores de sueños

  • Pensamiento positivo: el cerebro cree todo lo que le dices, llénate de pensamientos positivos y repítete en cada momento que sí, que sí puedes y que sí lo vas a lograr, que de hecho, ya eso es un logro. "Tanto si crees que puedes como si no, en cualquier caso tendrás razón", Henry Ford.

  • Sigue tu intuición: En muchas ocasiones lo primero que se te ocurre hacer, es lo correcto. Hay que analizar, por supuesto, pero no demasiado, el análisis por parálisis es otro grande obstáculo para lograr las metas.

  • Disfruta el proceso y no tengas miedo al fracaso: este es parte del proceso. En cualquier caso, estarás más preparado la próxima vez. "El que nunca ha fracasado, es porque tampoco nunca ha intentado nada", Og Mandino.

  • Rodéate de personas positivas y optimistas, "de locos" como tú.

Clave de éxito

Automotivación, autoconfianza, autovaloración, autoimagen.

0 comentarios:

Publicar un comentario